Ir al contenido principal

3.2 Gripe A-sertividad: Y Adolescencia.

A lo largo de nuestra vida es importante manejar y potenciar la asertividad, pero una época donde cobra vital importancia es en la adolescencia, donde decir no, y poder convencer con argumentos sólidos, nos evitarían multitud de complicaciones.
Estar seguros de lo que queremos y lo que no queremos, de lo que nos conviene o no. Conocer nuestros principios y valores, para poder defender con seguridad y respeto nuestras creencias.
Lo contrario a ser un adolescente asertivo lo encontramos en los jóvenes agresivos y sumisos.
Agresivo, el joven que se comunica de manera violenta, insultante, ofensivo, y dañino en sus comentarios.
Pasivo es el que mantiene una comunicación sumisa, olvidando su valía personal y amoldándose a la exigencias de los demás, sin defender sus derechos y necesidades.
Esto ocurre en un periodo, en el que los jóvenes centran toda su importancia y apoyo, en su grupo de iguales, esa será su referencia de actuación.
Ya no son los padres o profesores los modelos a seguir, sino que los propios compañeros serán el perfil de conductas y actitudes a imitar. Por esto es tan importante, que el joven sienta que aunque perteneciente a un grupo, es una unidad y que sus derechos están por encima de los hábitos marcados por el grupo.
Pero para ello ha de conocer y tiene que poder exponer sus ideas de manera clara, y respetuosa a sus amigos.
El "efecto rebaño", es común en esta etapa, pero lo importante, es potenciar esa asertividad de la que hablamos, para que cada oveja, pueda en un momento dado, dejar de comer del mismo pasto, o beber de otros charcos, si eso le parece oportuno y beneficioso para ella.


Las razones por las que un adolescente no se comporta de manera asertiva, suele ser por miedo al rechazo a sentirse excluido de un grupo por no cumplir las normas o actitudes y pensamientos comunes, que en muchas ocasiones no concuerda con las conductas o ideas que cada miembro de ese mismo grupo, tienen de manera personal.
Por otro lado el joven cree, que si lleva la contraria o defiende sus derechos, puede ser catalogado de chico rebelde o distinto, e incluso de descarado u ofensivo.
En otras ocasiones el adolescente piensa, que no tiene derecho a expresar sus propios sentimientos personales, o ni él mismo le da valor a emociones tan importantes como frustración, pena, rabia , dolor, y que en muchas ocasiones omiten, por miedo a dar muestras de debilidad o cobardía.

¿ Qué debemos enseñar a nuestros jóvenes para que aprendan a utilizar esa asertividad, tan necesaria en esta época de sus vidas?.
Apoyarles a indagar en su propio conocimiento, y a descubrir sus verdaderas inquietudes, como piensan y como se sienten realmente.
Ayudarles a saber controlar sus emociones, la impulsividad suele ser muy común en estas edades, decir las cosas sin pensar puede provocar conflictos y discusiones, por ello es importante que aprendan que todo lo que decimos o hacemos traerá diferentes consecuencias.
Enseñarles que "la paciencia es la madre de la ciencia", los jóvenes quieren vivir muy deprisa, concentrar muchas experiencias en poco tiempo, como si se les fueran los años, la juventud y tuvieran que condensar vivencias en muy poco tiempo.
Y por último y más importante, demostrarles que la franqueza con uno mismo es uno de los mejores tesoros que podemos poseer en nuestra vida. No querer engañarnos y ser honestos con nosotros y con los demás.
Nuestros diálogos internos suelen ser duales, es decir, el famoso angelito y diablillo sobre cada uno de nuestros hombros, aparecen de manera automática en cada una de nuestras decisiones por tomar.

No es fácil discernir entre lo que nos gustaría y lo que deberíamos hacer. Y esa conversación que mantenemos con nosotros mismos, puede ser la antesala de muchos problemas de fácil entrada y difícil salida, si la conclusión a la que habíamos llegado no era la acertada.
La frontera entre lo que creemos controlar una situación, y que esta pase a controlarnos, es una línea muy delgada y poco visible, y producto en muchos casos de decisiones mal tomadas en su origen,

La mejor vacuna que podemos suministras a nuestros adolescentes, es una buena dosis de asertividad, que les inmunizará de muchos males, que les acechan y persiguen en esta sociedad actual.

Comentarios

Entradas populares de este blog

9. PARÁSITOS EMOCIONALES

Según el diccionario de la lengua española, la definición de parásito, sería aquel organismo que vive a costa de otro, alimentándose de él y causándole algún perjuicio.

Seguro que esta descripción nos recuerda a muchos, a personas que nos rodean, de las que estamos infectadas y que de manera tan difícil nos cuesta escapar. Un tipo de personas que sin darse cuenta en algunos casos o deliberadamente en otros, escogen a sus presas para quedar instaladas en su sistema emocional y de él servirse a discreción, hasta acabar con las reservas de su  hospedador.
Hay relaciones, ya sean de amistad, familiares o amorosas, que desgastan, anulan y nos dejan atrapadas en ellas. Por contagio  transmiten sus estados emocionales, que en muchos casos es negativo, y por más que queramos recuperarnos, con apenas unos minutos de exposición de nuevo a ellas, se vuelven a agotar nuestras reservas. Para poder protegernos y conseguir escapar de este efecto tan devastador, vamos a conocer primero a este tipo de &qu…

¡CUIDADO!: “INFLUENCERS” Y “FOLLOWERS"

Hace falta que aparezca la primera muerte de una víctima de las consecuencias del uso disfuncional y abusivo de las redes sociales, para plantearnos y dar la voz de alarma sobre una mal actual y que ha aumentado de manera preocupante en los tres últimos años (las grandes marcas han invertido un 80% más en su presupuesto en redes sociales, durante el 2016). Una influencia que se cuela en nuestra vida y la de nuestros jóvenes sin enterarnos, aparentemente de manera inocua y superficial, pero que se convierte en una enfermedad silenciosa y altamente peligrosa. Se da la tesitura, que es una relación de “contagio” bilateral. Los followers (seguidores, fans, admiradores..), cada vez más fieles a sus queridos personajes, no son solo los que se encuentran expuestos a una vida idílica e irreal, son los propios Influencers ( Famosos, populares, personajes de moda, ….) los que caen en esta espiral al tener que mostrar su vida maravillosa las 24 horas del día, los 365 días del año. Un trabajo sin de…

10. SORDERA EMOCIONAL

Tenemos dos oídos, y si no hay ninguna dificultad auditiva, todos escuchamos perfectamente, los sonidos que provienen del exterior.
Es una actividad, que no necesita de ningún esfuerzo por nuestra parte. Es más ,nos cuesta mucho dejar de oir. Vivimos en un entorno urbano, que supera con creces los decibelios apropiados para nuestra salud.
Pero hay una gran diferencia entre oir y escuchar. Todos oímos desde el momento en que nacemos, pero la actitud de escucha se va adquiriendo con los años, y se integra en una de las más importantes habilidades sociales.
La base de esta diferencia estaría en que lejos de ser una conducta pasiva, es una actitud paciente, y se necesita entrenamiento y cierta inteligencia emocional para adquirir semejante atributo personal.
Lo común al escuchar a otra persona, es estar pensando en como hacer nuestro ese mensaje, preparar lo que vamos a decir a continuación o incluso, obviar lo que nos cuentan y estar pensando en nuestros asuntos o preocupaciones.

El estado an…