Ir al contenido principal

MIEDO A ENVEJECER






Si pensamos en una causa fisiológica por la que las personas quieren parecer más jóvenes, tendríamos que recordar el instinto innato de supervivencia del ser humano, existe la necesidad de alargar la vida tanto a nivel social ( medicina, tecnología....) , como a nivel individual.
Otro aspecto es el  temor generalizado al final de la vida, según Freud la actividad humana, va encaminada a intentar negar algo que es tan inevitable como la muerte .
Si conseguimos mantenernos jóvenes, tendremos la sensación de que nuestra vida se alarga.
Pero son  las necesidades psicológicas las que hacen que el mantenerse joven se convierta en algunos casos en una obsesión.


Muchas veces son los prejuicios y las falsas creencias las que nos hacen comportarnos y vivir de cierta manera. Ser maduro, se concibe como una persona de la que se espera sea responsable y seria, como contraposición la idea de juventud,  de persona alegre y con ganas de divertirse y sin demasiadas preocupaciones, una imagen que resulta más atractiva  y apetecible para los demás.


Lo más importante que proyecta una persona que envejece bien es su actitud positiva ante la vida,
La necesidad de tener ilusiones y proyectos de futuro, es básico para que las personas tengamos la  motivación de cuidarnos y vernos bien.
Una persona que se acepta, tal y como es, entendiendo que hay cosas de ella misma que le gustan más y otras menos le dará  una serenidad que se refleja externamente y que es muy diferente a la lucha y conflictos internos que genera  la insatisfacción constante por querer ser lo que no somos.

Los problemas psicológicos que tienen que ver con la apariencia y la imagen corporal, viene derivado de insatisfacción o carencias  a otros niveles de la vida. Si existe el sentimiento de tener una vida vacía o carente de sentido, si el sentimiento de soledad o incomprensión es grande, o si existen problemas económicos o de pareja, puede ocurrir que la única cosa que provoque cierta sensación de control y de que se obtienen resultado placenteros, son el esfuerzo dedicado mejorar estéticamente ( ya sean dietas, tratamientos estéticos o cirugías).
Y ese es el origen que en ocasiones lleva a lo patológico de la obsesión por parecer más joven, a pesar de las consecuencias negativas que esto pueda ocasionar. Un síntoma que aparece y es común con otro tipo de trastornos como la anorexia, o la vigorexia, es la dismorfia corporal donde la persona  pierde la objetividad y es incapaz de verse de manera ajustada.

Es cuando esta insatisfacción produce mucho malestar y afecta a todas las parcelas de la vida  cuando hablamos de trastorno o patología. Esta obsesión por rejuvenecer  puede incluso resultar adictiva, ya que es un deseo incontrolable por aparentar cada vez menos edad, entrando en una espiral muy destructiva, en la que la relación natural entre juventud y belleza se diluye,  
Es el momento de pedir ayuda profesional, e iniciar una terapia en la que se trabaje la autoestima y la confianza y todos los aspectos personales, que hayan provocado esa situación.


Viendo las consecuencias fatales que el anti-aging mal entendido de parecer más joven esta suponiendo, aparecen nuevas tendencias que intentar recuperar el verdadero sentido de lo que debemos entender de ese concepto. Si tenemos 40 que sean los mejores 40, y si son 60 los mejores 60.

Envejecer de manera saludable y bella, supone un trabajo físico y psicológico encaminado a mantener la ilusión por vivir y sentirnos bien. Ese es el verdadero secreto de la belleza y eterna juventud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

9. PARÁSITOS EMOCIONALES

Según el diccionario de la lengua española, la definición de parásito, sería aquel organismo que vive a costa de otro, alimentándose de él y causándole algún perjuicio.

Seguro que esta descripción nos recuerda a muchos, a personas que nos rodean, de las que estamos infectadas y que de manera tan difícil nos cuesta escapar. Un tipo de personas que sin darse cuenta en algunos casos o deliberadamente en otros, escogen a sus presas para quedar instaladas en su sistema emocional y de él servirse a discreción, hasta acabar con las reservas de su  hospedador.
Hay relaciones, ya sean de amistad, familiares o amorosas, que desgastan, anulan y nos dejan atrapadas en ellas. Por contagio  transmiten sus estados emocionales, que en muchos casos es negativo, y por más que queramos recuperarnos, con apenas unos minutos de exposición de nuevo a ellas, se vuelven a agotar nuestras reservas. Para poder protegernos y conseguir escapar de este efecto tan devastador, vamos a conocer primero a este tipo de &qu…

¡CUIDADO!: “INFLUENCERS” Y “FOLLOWERS"

Hace falta que aparezca la primera muerte de una víctima de las consecuencias del uso disfuncional y abusivo de las redes sociales, para plantearnos y dar la voz de alarma sobre una mal actual y que ha aumentado de manera preocupante en los tres últimos años (las grandes marcas han invertido un 80% más en su presupuesto en redes sociales, durante el 2016). Una influencia que se cuela en nuestra vida y la de nuestros jóvenes sin enterarnos, aparentemente de manera inocua y superficial, pero que se convierte en una enfermedad silenciosa y altamente peligrosa. Se da la tesitura, que es una relación de “contagio” bilateral. Los followers (seguidores, fans, admiradores..), cada vez más fieles a sus queridos personajes, no son solo los que se encuentran expuestos a una vida idílica e irreal, son los propios Influencers ( Famosos, populares, personajes de moda, ….) los que caen en esta espiral al tener que mostrar su vida maravillosa las 24 horas del día, los 365 días del año. Un trabajo sin de…

10. SORDERA EMOCIONAL

Tenemos dos oídos, y si no hay ninguna dificultad auditiva, todos escuchamos perfectamente, los sonidos que provienen del exterior.
Es una actividad, que no necesita de ningún esfuerzo por nuestra parte. Es más ,nos cuesta mucho dejar de oir. Vivimos en un entorno urbano, que supera con creces los decibelios apropiados para nuestra salud.
Pero hay una gran diferencia entre oir y escuchar. Todos oímos desde el momento en que nacemos, pero la actitud de escucha se va adquiriendo con los años, y se integra en una de las más importantes habilidades sociales.
La base de esta diferencia estaría en que lejos de ser una conducta pasiva, es una actitud paciente, y se necesita entrenamiento y cierta inteligencia emocional para adquirir semejante atributo personal.
Lo común al escuchar a otra persona, es estar pensando en como hacer nuestro ese mensaje, preparar lo que vamos a decir a continuación o incluso, obviar lo que nos cuentan y estar pensando en nuestros asuntos o preocupaciones.

El estado an…